21 de diciembre de 2007

¡Tus lágrimas en Navidad! (Dia No. 19)

Posted by TEA CUP CLUB at 12:59
Hoy vamos a entrar a un mundo privado e intimista amigas queridas, muy exclusivo de aquellas mujeres que llevan clavado un dolor muy profundo en su alma, la mirada perdida, la esperanza sobando lastimosamente su razón, y un grito desesperado queriendo aferrarse a una ilusión que se disfumina en el aire, su sueño roto en mil pedazos por la añoranza, el rechazo del ser amado, la traición, la rabia, la tristeza, la impotencia, la melancolía, la espera inútil de algo ya no tiene regreso posible a sus vidas.

Esas mujeres tendrán que recibir la navidad con el corazón destrozado, sintiéndose unas mofas humanas con ojos insensibles y sus caritas mojadas por el llanto, debatiéndose entre la vida y la muerte, sintiéndose atrapadas en un verdadero callejón sin salida, y tratando de flotar en las caudalosas aguas del río de su marchita vida, o haciendo verdaderos esfuerzos, y superesfuerzos constantes y repetidos por resurgir gloriosas de entre las cenizas, como el Ave Fénix de las Sagradas Escrituras, pero no encuentran el cauce en su interior, ni las fuerzas suficientes para seguir sosteniéndose de pié, no encuentran el camino de rumbo firme para conservarse íntegras y dignas.

¡Qué sola estás mujer, con todas tus riquezas en el alma!

Todo en su alma es oscuridad, tristeza, dolor, reflexión y lágrimas. No le encuentran ya más sentido a su existencia y la misma navidad que se aproxima, les va doliendo inclemente, más allá de la piel anticipadamente. Dos lágrimas y muchas más... ¿Por qué no?, rodando por las mejillas encendidas de vergüenza, muestras de incapacidad y pretenciones fallidas, intentos por recuperar la fe, la voluntad, la paz y el amor perdido.

¿Por qué nos duele tanto la navidad cuando no tenemos a nuestro lado a quien más amamos en la vida? Nos hacemos tantas preguntas que se quedan sin respuesta: ¿Quién soy ahora?, ¿Por qué, para qué y por quién sobrevivir ante mi derrota?, ¿Cómo volver a empezar?, ¿Cómo volver a mover mis alas hacia los más altos ideales de mi cielo interior?

La navidad, si bien es cierto que para muchas mujeres del mundo, es la mejor oportunidad para sonreir, para mostrar sus más hermosas cualidades femeninas: Los arreglos lindos del hogar, el acercamiento con los hijos, una cena amorosa en casa, los detalles cariñosos al compañero, las destrezas maravillosas y más ingeniosas en su cocina, la interacción con sus seres amados, vecinos, amigos y el carisma perfecto para sentirse el centro de atención familiar. Pero para otras mujeres del mundo, la navidad representa todo lo contrario: Recuerdos dolorosos, recuerdos exhumados que atormentan la razón y devastan al corazón, lo único que desean esas mujeres es encerrarse, aislarse en su palabra ostra, no quieren fiestas, no quieren visitas en casa, no quieren saber más nada del mundo exterior. Se meten en su propio mundo de pensamientos y sentimientos que constituyen toda una vorágine de sensaciones y percepciones dolorosas, una pobreza de espíritu con ideas tan tristes sobre el verdadero sentido de la navidad, y música divina con sus mil foquitos de colores, que animan al mundo, anunciando el nacimiento de JESUS, EL NIÑO DIOS.
Pero el árbol encendido languidece en un rincón, el frío de diciembre calando los huesos, la nieve cayendo por la ventana, la chimenea que trata de calentar el alma casi a la fuerza, la sala, los muebles, los techos y paredes de toda la casa, se queda en la dulce espera de una chispa, una emoción, y de una esperanza que renazca en el corazón humano de toda mujer que comulga con sus propias lágrimas en la noche de navidad.

¡Un buen momento para tener contacto directo con Dios!… ¿Por qué lloras mujer?

Analiza tu historia, recalca en el gran final, y aunque estés triste, en el fondo no tendrás más que alegrarte por ti, y por el camino que tomaron las cosas y su desenlace.

Se dice que para eliminar algo, hay que cortarlo de tajo, si no, difícilmente se va de nuestro lado. Pudiera extenderme mucho más en el tema de “TUS LÁGRIMAS EN NAVIDAD” pero todo lo que pueda decir, todos los comentarios, todas las repuestas, no están más que dentro de tí.

Sólo quiero mencionar algo que a mi juicio es importante: Fue un momento muy fructífero en tu vida, aunque haya sido efímero. Te ayudó a desatarte de un lastre que no te dejaba tomar aire, te ayudó a sentirte viva nuevamente, a darte cuenta de que a la demás gente también le interesas
. Te ayudó a rescatar tus valores, a enfrentarte a la vida por ti misma, y a tantas cosas más que poco a poco irás descubriendo.

¡Anímate…ya está próxima la mejor navidad de tu vida!

Y por lo que se destruyó en el inter no debes preocuparte, que si vale la pena, poco a poco se irá reconstruyendo, ¿Tu compañero te abandonó, te traicionó? ¿Tus hijos se quedaron sin padre? ¿Sientes que defraudaste a tus padres? Hey, hey… ¡NO TE PREOCUPES, ES NAVIDAD! Y si no lo hacen hoy, algún día lo entenderán, y regresarán a tu lado totalmente como tú te lo mereces.
Sé que tu dolor ahora es muy grande, y que no existen palabras humanas para describir tu supremo dolor y sacrificio, y aún más: Quienes te queremos, conocemos, reconocemos de manera franca y abierta, que todo lo que pudiéramos decirte en un sólo artículo no servirá de mucho, porque cuando se sufre todo es despacio, ni hay palabras humanas que hagan disminuir tu pesar.

Sin embargo quiero pedirte mujer que estás sufriendo, quiero suplicarte que seas fuerte, entera, decidida y definitiva para aceptar “tu realidad” tal como es, sin mezclar sentimientos, porque ese vacío tan grande que ahora sientes en tu corazón, nada ni nadie lo llenará: ¡Solamente Dios!. Él sabe por qué y para qué suceden las cosas, y no nos corresponde a nosotros como seres humanos, cuestionarlas.

¿Que te lastimaron?… ¡Y qué!, las palabras y las actitudes, sólo tienen el valor de quien vienen, y cada cual ya tiene su premio o su castigo, siendo como es. Si lo entiendes así, te será mas fácil y rápido admitir y trascender no sólo esto por lo que ahora atraviesas, sino cualquier otro tipo de viscisitud. Date cuenta aquí y ahora que la persona que te lastimó consciente o inconscientemente, recibirá en su momento, exactamente y en la misma proporción lo que te hizo a ti, y en la forma como actuó contigo, porque todo lo que hacemos en la vida, sea bueno o malo, regresa a buscarnos con sus consecuencias.

Nada se pierde ni se queda sin premio o castigo en esta vida, y todos, absolutamente todos los seres humanos hemos de cosechar tarde o temprano el fruto de lo que sembramos. ¿Para qué entonces aburrir nuestra mente y enlodar nuestro corazón con agravios, amenazas, rencores, sentimientos y resentimientos en plena navidad?. ¿No es acaso más profunda la satisfacción y el gozo que se siente dar amor, en vez de recibirlo? ¿Crees acaso que Dios es injusto contigo, habiéndote dado un corazón tan noble y tan grande para haber amado de manera tan total e incondicional… e incluso si amaste a una persona equivocada?

¿Que te engañaron?… ¿Que te traicionaron?… caray, creo que ya es hora de que aprendas a ser más mujer y soportarlo serena, tranquila y con fe….¿sabes por qué?, Porque gracias a Dios pudiste darte cuenta con tus propios ojos y muy a tiempo de que no te merecían, (aunque haya sido demasiado doloroso), -repito- ¿Y qué?

Mira mujer, da gracias a Dios que haya sido ahora y tal como fue, y no después cuando el daño hubiera sido mayor, irreversible e irreparable. Acuérdate que de las grandes adversidades nacen las mejores oportunidades, porque siempre mujer… ¡Siempre los metales se prueban por el fuego!. Entre más resistentes, más valiosos. Y de igual manera sucede con el ser humano ante las terribles pruebas que nos pone la vida, o el destino que tantas veces, y a causa de nuestro dolor, consideramos injusto.

Quiero decirte también que no hay peor injusticia que la que cometemos los seres humanos contra nosotros mismos, al dejar de reconocer, o al dejar de aceptar que el dolor amiga de mi alma, el mismo dolor tiene su belleza oculta, ¿sabes por qué?… Porque gracias al dolor, aprendemos a exigir, a tocar puertas, a abrir caminos a nuestro entendimiento. Tú diste más y mejor de todo cuánto se te exigió ¿cierto?…¿Entonces para qué esperar mejor o mayor correspondencia?.. ¿ No representa mayor bendición el dar que el recibir?…Mira, no es tu problema si valoraron o no lo que tú diste de buena fe.

¿Te despreciaron?… ¡Mejor!, mucho mejor para ti, porque tú te quedas con el regalo que obsequiaste, y no perdiste nada y aprendiste, saliste ganando, no hay fracaso sino aprendizaje, no hay derrota sino triunfo y cuenta doble para ti, porque tú lo hiciste con noble y puro corazón y eso tiene doble valor. ¿no es acaso mejor la verdad (aunque esta sea dolorosa), que quedarte a vivir para siempre en y con la mentira?

¿Quién te lastimó?… ¿Quién te engañó?… ¿Quién te traicionó?… ¿Quién se atrevió a despreciarte?… ¿Fué acaso quién juró amarte?… wow, ¡eso es glorioso mujer!, porque con hechos y en tu propia cara te demostró lo poco que valía a tu lado, y que quien te hizo llorar, no es merecedor ni siquiera de una sola de tus lágrimas… ¡Y mucho menos en plena navidad!
Darte cuenta mujer, es lo realmente valioso, maravilloso… ¡Glorioso!, que hayas podido evidenciarlo directamente, -es doloroso lo sé-, porque conozco tu dolor, pero ¿hubieras preferido vivir al lado de alguien que está en bancarrota de todos los valores por el resto de su vida?… ¡Puf!, creo que es lo que menos se merece una mujer.


Nadie tiene derecho de herir a nadie de esta manera, y menos cuando se trata de nuestros sentimientos más profundos, pero también te digo yo a ti mujer amiga lectora…. que tú SÍ TIENES EL DERECHO, y todo el derecho del mundo a no permitir que alguien vuelva a lastimarte de esa manera ni de ninguna otra manera, porque quien lo hace demuestra su poca calidad y ética humana y tú no estás ya para que te escojan, sino para escoger… y para ello, ahora te asiste una doble razón y tú lo sabes.


Toda mujer es bella, y demasiado valiosa como para darse el lujo de darle importancia a quien no la tiene, ni rendirle pleitesía a quien no lo merece. Ya te humillaste, ya te destrozaste, ya te rebajaste, ya hicieron contigo todo lo que quisieron porque tú se los permitiste, pues bien: Ya es hora de que pienses más en ti, más en tus hijos que están atravesando la etapa más difícil de toda su vida… “la búsqueda de su propia identidad”, y te guste o no, los hijos siempre imitan el dolor o la alegría de sus padres. Recuerda que el individuo es producto de su medio, y ellos (nuestros hijos), todo lo aprenden por imitación.

Perdonad amigas queridas si soy dura e inflexible en mis conceptos, pero alguien tenía que hablarles claro, directo y con la verdad, lamento mucho que a mi persona le haya tocado tan dura, pero necesaria misión. Y ya para terminar, sólo tengo una pregunta para ustedes:

¿Tienen ustedes por ventura, a quién aplicar esta hermosa frase de Kahlil Gibrán?
“Cuán ciego es aquél, que te da algo de su bolsillo, para poder tomar algo de tu corazón”

Les amo supremamente, y estoy con vosotras ahora y siempre.

¡Feliz navidad amigas queridas!


Doral.

9 tacitas de té:

Georgie on viernes, diciembre 21, 2007 1:58:00 p.m. dijo...

Lo prometido es deuda. Vine con las masitas, para compartir con todas estas almitas tristes. De corazón.
Vos ya lo dijiste todo. Dejame sumar a este, tu homenaje a aquellas damitas que la soledad tomó como compañeras. Y dejame decirles que esa soledad es sólo una estación del tren de la vida. Y que el viaje continúa...

TEA CUP CLUB on viernes, diciembre 21, 2007 2:11:00 p.m. dijo...

Gracias Georgie por tu comentario, un honor tenerte por esta tu casita, ya sabes que aca estamos siempre esperandolos con tacitas de te especiales para cada uno de ustedes.

Un beso,

Veronica

Marcela on viernes, diciembre 21, 2007 2:32:00 p.m. dijo...

Vero,

¿Me creerías que intenté mil y una vez ingresar a tu sitio y se me colgaba la pc? Había un sonido raro de golpe y ¡zas! me quedaba congelada y tenía que reiniciar.

Dejando de lado estos problemas técnicos, voy por etapas ahora.

Es un placer estar acá. Escucho esta música y me da algo de nostalgia. Imposible evitar esta "cosa" en el alma.

Navidad...Vero. Todo un tema. Revoluciones de corazones, sentimientos encontrados, recuerdos, y sillas vacías este año.
Estas fechas remueven sentimientos y emociones. Es inevitable la introspección, el mirarse dentro...muy dentro.

Tu mensaje es muy valioso y aporta mucho a los corazones solitarios con pocas fuerzas para continuar. Corazones heridos, desgarrados, sangrantes y que duelen.

Empezar por el cambio interior y de raíz, es la mejor manera de predisponernos para el cambio y empezar a ver la vida desde otro punto de vista.

Desde otro punto de vista...¡uy! ahora que recuerdo, te espero en mi blog este domingo 23, y ahí vas a ver a lo que me estoy refiriendo con todo esto.

Arriba los corazones para todos! hay que seguir mirando hacia adelante y pasar la Navidad lo mejor posible.
Te lo dice una mujer que ha sufrido mucho, que ha vivido situaciones muy dolorosas. Si yo pude, otras también...te lo puedo asegurar.

Sos muy dulce, Vero. Tal vez se deba a los terrones de azúcar!

Escribís muy bien y tus reflexiones, valen la pena de verdad.


Mi cariño, un beso, un abrazo y FELICIDAD para todos tus lectores y a vos, por supuesto!

PD: Veo que conociste a un amigo: Georgie. Seguilo de cerca porque realmente vale la pena. Tiene reflexión, humor, pensamientos y muchas otras cosas más, que harán no despegar tu vista del monitor.

Un beso ♥

©Claudia Isabel on viernes, diciembre 21, 2007 2:45:00 p.m. dijo...

Ah, Bueno, que grato este blog, no solo por la anfitriona sino también por los visitantes: Georgie y Marcela...que placer!!!

Vero, me encanta tu blog. Lo que contás, tus reflexiones. todos tuvimos buenas y malas navidades. Recuerdo una muy triste, angustiada...hasta que vinieron mis amigos a buscarme y todo cambió por arte de magia. Me olvidé de esa persona que me hacia sufrir y me desavalorizaba con su desamor y sus mentiras...hice un cambio total!!! y creo que me vino bien para todo, porque a partir de ese momento decidí que en lo posible no iba a permitir que nadie me joda la vida...
Feliz Navidad y buena vida!!!

conny on viernes, diciembre 21, 2007 3:10:00 p.m. dijo...

Toc oc Toc, aqui reportándome despues de mi ausencia, escribes tan bonito, te dejo un fuerte abrazo navideño y mis bendiciones para el próximo año... ¿tendrás una tacita de café para mi?....saluditos

ElPoeta on viernes, diciembre 21, 2007 4:11:00 p.m. dijo...

Vero, lo siento de verdad por todas esas mujeres que están tristes en estos días porque tienen razones para ello. Mi corazón está con ellas y les deseo toda la felicidad que se merecen. Besos a ellas y uno grande para ti, amiga Vero,
V.

Wilhemina Queen on domingo, diciembre 23, 2007 9:45:00 a.m. dijo...

A la tristeza le sigue la alegría
a todas esas mujeres que busquen en sus riquezas la sonrisa que perdieron y la alegría

besos y felices fiestas

Wilhemina Queen on domingo, diciembre 23, 2007 9:45:00 a.m. dijo...

A la tristeza le sigue la alegría
a todas esas mujeres que busquen en sus riquezas la sonrisa que perdieron y la alegría

besos y felices fiestas

Annie on miércoles, diciembre 26, 2007 8:49:00 a.m. dijo...

Solo puedo decir que hay que darle tiempo al tiempo, hace poco más de un año estuve como lo relataste, destrozada, sangrante y teniendo que contenerme por tener en mi vientre una ilusion que crecía... hoy mi niño tiene 10 meses y junto a su hermano han sido mi razon para seguir adelante... fuerza a todas esas mujeres a las que de pronto se les ha clavado un puñal en el corazon y se les ha arrancado la sonrisa de sus rostros, la vida sigue, se puede seguir siempre que tengamos las ganas y nos valoremos realmente...
desde que he visitado tu pagina he podido hacer mios tus consejos y seguir adelante... muchas gracias por todo y feliz navidad...

 

TEA CUP CLUB Copyright © 2010 Designed by Ipietoon Blogger Template Sponsored by Online Shop Vector by Artshare