28 de octubre de 2008

Amor, costumbre y dolor (Shoshan)

Posted by TEA CUP CLUB at 00:45
El camino de la vida es muy accidentado y siempre defiendo que: “Debemos tomar las cosas como son, sin mezclar sentimientos”.
La mujer nació dotada de grandes cualidades, intuición y sentido común. Capacidades que nos permiten saber reconocer plenamente, si en realidad estamos enamoradas de nuestra pareja, o sólo seguimos con ella por costumbre, o por miedo a la soledad y al sufrimiento.

Es muy obvio y evidente, que en el amor se pueden observar y sentir miles de manifestaciones. Pero es importante e innegable que cada manifestación, se debe consagrar a su bendito lugar, para no engañarnos a nosotras mismas y por ende a quien está a nuestro lado.
Podemos “aparentemente” asegurar y hasta jurar, que amamos mucho al esposo, al novio, al amante, al amigo, pero demostrarlo… definitivamente “es otro cosa”.
Se puede estar con una persona por amor, por placer, y también por dolor. Veamos ésto, es muy importante:
Una pareja de novios por ejemplo. Se casan muy enamorados, creyendo que su amor será eterno, convencidos de que con el matrimonio les llegará la felicidad garantizada. Pero al transcurrir de los días, los meses y los años, se les va acabando el amor, la atracción, el deseo por estar con su cónyuge. Ya no hay tal amor, ni interés, ni deseo, ni pasión por estar siempre con su pareja y empiezan los problemas: “Es que se puso gorda”, “es que se volvió exigente”, “es que es una histérica”, “es que no me atiende”, “es que no me cumple como mujer”, “es que siempre está ocupada”, “es que siempre está cansada”, “es que no le doy gusto en nada”, etcétera y obviamente “me voy a buscar a otra”

¿Qué pasó con el amor? ¿dónde quedaron aquellos sentimientos tan lindos? ¿a dónde fue a parar la promesa de amarse y respetarse hasta que la muerte los separe?
Desapareció tal amor, ya no hay sentimientos lindos, se les olvidó la promesa de amarse eternamente y complementarse en todo. La vida dio un giro de 180°, ahora sólo son gritos, reclamos, sátiras palabras hirientes, golpes físicos, violencia y acoso psicológico.

RESULTADO: “Alejamiento y desamparo emocional”.

Ante tal circunstancia que nosotras mismas generamos, algunas mujeres se atreven a solicitar inmediatamente el divorcio, otras más fuentes y aguantadoras o cómodas, prefieren quedarse hasta el final bajo el mismo techo, aún sin seguir amando a su compañero como en antaño.
Los motivos pueden ser muchos: Temor a la separación, miedo a represalias, miedo a ser golpeadas, miedo al qué dirán, cómo lo tomará la familia, la sociedad y hasta los hijos, que en éste caso se vuelven cadenas que duelen más allá de la piel. Y nos volvemos cobardes, preferimos quedarnos a besar el látigo que nos golpea. Preferimos ignorar o pasar por alto tantos detalles importantes que van haciendo de nuestra vida y nuestro matrimonio una verdadera farsa, un teatro, una comedia, y una batalla campal en la que sabemos quién será el perdedor, obviamente, es el actor de ésta obra dramática en que convertimos a aquél lindo sentimiento que decía llamarse AMOR.
Pasa el tiempo y ya no nos atrevemos a dar marcha atrás, nos sentimos incapaces para tomar grandes decisiones, nos callamos, nos aguantamos, y terminamos perdonándole todo a nuestro compañero de vida: “Es que no puedo dejarlo por mis hijos”, “es que…¿qué dirá la gente?” “es que…¿a dónde me voy a ir a vivir?”, “es que…¿qué voy a hacer sin él?”…Aprendimos a depender tanto de su compañía, a apegarnos tanto a nuestro compañero, que al pobre amor lo convertimos en una costumbre, en un hábito, en un vicio, y en un error que lógicamente nos acarrea mucho dolor, porque no nos hace felices, ni podemos hacer felices ni a nuestro compañero, ni a nuestros hijos, ni a nuestra familia, ni a nadie.
Es tan grande el apego al marido, a la casa, a los muebles, a las cosas que nos rodean que…¡Vaya por Dios…qué excusas, y qué manera tan cómoda de engañarnos a nosotras mismas!, como si aquel hombre hubiera nacido con nosotras, como si aquel señor significara todo en nuestro mundo y fuera de él, ya no hubiese nada ni nadie a nuestro alrededor.
GROSO ERROR: Se les acabó el amor, y ahí ya no tienen nada que hacer juntos, ya que el amor como el respeto, son la base, son el cimiento principal para que la pareja funcione como tal y el hogar se salve. Pero un hogar sostenido por un solo pilar, tarde o temprano se vendrá abajo irremediablemente con todo y todos, derrumbándose estrepitosamente.
Mejor es tomar las cosas como son, sin mezclar sentimientos, atrevernos a salvar del ahogado, aunque sea el sombrero. Agarrar al toro por los cuernos y atrevernos a decir: ¡¡YA BASTA!!, me equivoqué y es okay, pero tengo derecho a decir: ¡NO!. Tengo derecho de volver a empezar.

Cuando nacimos, no traíamos encima ni un triste alfiler, y cuando nos vayamos, tampoco nos vamos a llevar nada encima. ¿Entonces para qué apegarnos tanto a las personas, y a las cosas de éste mundo?

Si ya no amas ni te aman, no hagas de tu vida una morada fría, sólo una costumbre que no te hace feliz, ni te permite hacer felices a tus compañeros de vida, no defiendas esa costumbre, no te aferres a nada ni a nadie por apego, no te vistas de hábitos mecanicistas y costumbres…¡¡TIENES DERECHO A DECIR NO!!, o serás esclava de tu costumbre por siempre. Te harás adicta a tu propia esclavitud y a tu dolor.

¡¡ERES MUJER!! …¡¡MUCHA MUJER!!… y no te olvides por favor que en ésta vida, tú representas al amor, y es precisamente el amor, lo único que vale la pena salvar en ésta vida.

Paz Inverencial,

Doral.

19 tacitas de té:

Silvia on martes, octubre 28, 2008 2:55:00 a.m. dijo...

HOLA!ESTOY EN TODO DE ACUERDO CON VOS..
NACIMOS PARA SER FELIZ ...Y LO MERECEMOS...
OJALA SEAMOS CAPACES LAS MUJERES DE TOMAR DECISIONES ...
CARIÑOS.
SILVIA CLOUD.

M@R on martes, octubre 28, 2008 5:55:00 a.m. dijo...

MUY BUEN POST,,,
DICEN QUE A LAS MUJERES NI CON EL PETALO DE UNA ROSA,,,
SOY MUJER Y ESO ME ORGULLESE POR QUE PUDE DAR VIDA Y AGRADEZCO A DIOS ESA CONDICION DE SER MUJER Y MADRE,,,
GRACIAS MI BELLA AMIGA,,,

ABRAZOS,,,

mares on martes, octubre 28, 2008 8:07:00 a.m. dijo...

Que sabias y ciertas palabras las tuyas.
Besitos desde Cuba.

M.L on martes, octubre 28, 2008 9:02:00 a.m. dijo...

Palabras verdaderas ... muy claras y sinceras.
Ser responsables y afrontar la realidad .. se trata de eso, nada más ni nada menos. No hacer sufrir a nadie, ni a nosotras mismas .. ni el miedo, o la inseguridad, o un mero capricho justifican el apego a una situación como la que describes.
Un gran beso.

Leznari on martes, octubre 28, 2008 9:15:00 a.m. dijo...

Estoy de acuerdo contigo, pero lo que si tengo y muy claro es que yo sigo enamorada de mi pareja, hace unos años me demostró que aparte de quererme hasta la locura su vida no significaria nada sin mi...y eso....llega al corazón después de estar casados 21 años ya.
No niego que todos los días sean mariposas volando a nuestro alrededor, pero el hecho de que me encante ver como se desnuda al entrar a la cama o esas miradas que me hace él cuando me despierto....creo que eso es amor, no?
Besitos mi querida amiga.
LEZ

Negrita on martes, octubre 28, 2008 10:07:00 a.m. dijo...

ES MUY CIERTO NOS CASAMOS ENAMORADAS DEL AMOR, DE ESA PAREJA QUE CON MUCHOS BELLOS DETALLES NOS LLEGO AL CORAZON, PERO CONFORME LOS ANOS PASAN ES CUANDO LLEGA EL VERDADERO AMOR, EL QUE NO NECESITAS DECIR NADA Y YA DIJIMOS TODO, LE DOY GRACIAS A DIOS POR MI HERMOSO ESPOSO YA TENEMOS 24 ANOS DE MATRIMONIO Y HEMOS TENIDO PROBLEMAS COMO CUALQUIERO OTRO MATRIMONIO, PERO HEMOS PODIDO A DIOS GRACIAS LLEGAR HASTA ACA, LAMENTO MUCHO CADA MATRIMONIO QUE DECIDE SEPARARSE, PERO CREO QUE LO QUE MAS ALIMENTA EL AMOR ES EL VERDADERO AMOR, APROPOSITO LA PASAMOS MUY BIEN EN NUESTRA REUNION DEL SABADO EN CASA DE VERO, LAS ESPERAMOS EN LA PROXIMA EL 22 DE NOVIEMBRE, DELICIOSAS TACITAS DE TE PARA TODAS G. NOWELL

Meg on martes, octubre 28, 2008 1:20:00 p.m. dijo...

Muy buen post, yo siempre he creido que el amor es lo mas lindo y a pesar de que a veces no me ha respondido como hubiera querido nunca pero nunca dejo de creer en el.



Un beso.

Ligia on miércoles, octubre 29, 2008 7:27:00 a.m. dijo...

Hay que seguir creyendo en el amor, pase lo que pase. Abrazos

@Patrulich on miércoles, octubre 29, 2008 8:54:00 a.m. dijo...

Querida Vero, te quiero agradecer especialmente este post, porque lo siento como mío propio.
Tardé en aprenderlo, pero me animé a decir NO... hoy intento ser yo misma, a pesar de lo difícil que fue desapegarme.
Te mando un beso muy grande.

Marysol on miércoles, octubre 29, 2008 9:55:00 a.m. dijo...

Estupenda entrada. Las mujeres tenemos derecho a amar y ser amadas, merecemos respeto y ocupamos un lugar importante en la sociedad, por eso, levantemos la cabeza y miremos la vida de frente, sin temor, pues valemos mucho.
Les dejo besos y todo mi aprecio.

deva on jueves, octubre 30, 2008 5:49:00 a.m. dijo...

Encantada de encontraros!!Me ha gustado mucho y para mí que he experimentado el apego , la duda y el miedo y me he atrevido a tirar todo eso después de 17 años es importante encontrarse por el camino con mas valientes,para darte ánimos y fe en el mañana.
Gracias a vosotro@s.
Un saludo!!

Desire on jueves, octubre 30, 2008 10:29:00 a.m. dijo...

Hola Vero he venido y la tacita de té, deliciosa como siempre, este post es increiblemente realista, describe detalladamente todos los problemas a los que nos enfrentamos, cuando nos damos cuenta de que las cosas ya no son como antes, que el amor se ha escurrido de las manos y que la vida contínua y debemos seguir adelante,pero que dificil es salirse sobre todo sin ayuda. Un beso

Angie Sandino on jueves, octubre 30, 2008 10:40:00 a.m. dijo...

En el tema de amar y ser amados hay cierta complejidad, no todo sale siempre como esperamos pero creo que podríamos evitarnos mucho dolor si nos aprendemos a valorar a nosotros mismos... amandonos a nosotros de manera real, seremos capaces de dar y recibir un amor sincero.

Un abrazote!

toñi on jueves, octubre 30, 2008 5:04:00 p.m. dijo...

Sin amor no existe nada , nada tiene sentido. Un beso

Gigi German on jueves, octubre 30, 2008 7:04:00 p.m. dijo...

Asi es, que el amor comience primero por nosotras, amemonos tano que podamos encontrar la valentia para dejar lo que nos daña en pro de nuestro bienestar.

Mi vida, estoy perdida, lo se, comence la universidad y casi no tengo tiempo, esa no es excusa, lo se, pero el cariño es el mismo, de corazón. Dale un abrazote a la lucecita, Nikko.

Mua,

Alodia on viernes, octubre 31, 2008 8:30:00 a.m. dijo...

Gracias por visitar mi casa. Me ha gustado mucho vuestro rincón y seguiré pasando por aquí. Creo que las mujeres tienen una fuerza y energías inigualables. A veces sólo tienen que quererse un poquito más a sí mismas para ser más grandes. Un fuerte abrazo desde Barcelona.

Isabel on viernes, octubre 31, 2008 5:05:00 p.m. dijo...

El amor es primordial, y las mujeres, tenemos amor de sobra para dar. Muy bonito el post. Un beso

Lola on viernes, octubre 31, 2008 8:19:00 p.m. dijo...

Hola. Es la primera que vez que entro a este blog.
Es todo muy reconfortante para las mujeres, casi como una buena taza de té.
Las sigo leyendo.
Besos!

amor on martes, noviembre 25, 2008 3:47:00 a.m. dijo...

luchar por la felicidad, con todo el derecho del mundo

 

TEA CUP CLUB Copyright © 2010 Designed by Ipietoon Blogger Template Sponsored by Online Shop Vector by Artshare